15 de febrero de 2018

> Rusos Blancos < Cantando Museo del Romanticismo en el Museo del Romanticismo



Ayer miércoles se cerraba el ciclo de esta temporada de los conciertos de A las veinte cero cero que organizaban el Museo Cerralbo y el Museo del Romanticismo. Una buena oportunidad para la combinación de música con alguno de los lugares más bonitos de los Museos Cerralbo y del Romanticismo. En este último fue, de la forma más irónica posible, el de Rusos Blancos cuyo último disco se llama Museo del Romanticismo (I*m Records, 2016). No había lugar mejor para poder hacerlo.



Aunque a los veinte cero cero no empezaría, más bien tirando a las veinte y quince hacían acto de aparición Manu Rodríguez (voz) y Javier "Betacam" Carrasco (teclado y piano) para iniciar el set preparado que venía en un programa de mano como si fuera un concierto de música clásica. El tema con el que abrían era Dudo que el amor nos salve donde quedaba claro que íbamos a celebrar un San Valentín en un modo más bien hater.


Ya con la segunda canción, Una excusa diferente, aparecía el resto de la banda presente: Laura Prieto (al bajo y coros) y  Iván Jávega (Guitarra y coros), y todos juntos se encargarían de seguir tocando sus canciones en este formato tan especial. En Ansióliticos y lubricante, Manu dijo que estaba presente su tía que era la primera vez que iba a verlo en directo. Ahí saliendo del armario musical ante la familia. Aunque en el programa estaba Lo Noto la suplieron por Blablacar (viaje al éxito) - de su último EP Algo nuevo, algo viejo, algo prestado- que podría ser un himno actual sobre el sistema de transporte y sobre la gente cansina. No hubo más sorpresas en el setlist que siguió con Broma antisemita, Más delgado, Nostalgia del cuerpo a cuerpo, Bonito cortejo, Define serio e Insuficiente, que fue el primer single de su Museo del Romanticismo.

Como regalo final se hicieron una versión electroacústica de Tus padres, tu novio, tú y yo que incluía lo que parecían elementos del Born Slippy de Underworld que encajaban a la perfección con uno de los temas clásicos de su repertorio.


A los Rusos Blancos les pega igual un escenario como el Teatro Lara, que un concierto en el Maravillas, como que actúen en el salón de un Museo. Capacidad de adaptación de sus canciones a diversos formatos. Ya avisan que pronto escucharemos otro adelanto de su nuevo álbum, Bailando hacia el desastre, que hemos conocido con ¿Qué somos ahora?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...