10 de diciembre de 2016

Theo y Hugo, París 5:59 / Una noche de sexo y amor en París


No, Theo y Hugo, París 5:59 (Olivier Ducastel y Jacques Martineau, 2015) no va a ser una película que pase a la historia seguramente, que no es perfecta y que podría tener un contenido mejorable pero he de reconocer que a mí me ha encantado. Así sin más.


Todo comienza en un cuarto oscuro de una discoteca de París donde entre cuerpos desnudos nos encontramos con los dos protagonistas (interpretados por François Nambot y Geoffrey Couët)  de esta historia. Ni ellos mismos saben que pasados unos minutos todo va a cambiar cuando se crucen sus miradas. Una primera escena de sexo explícito, bastante realista con mamadas por doquier, en el que se crea una complicidad entre ellos que es reflejada ante unos efectos muy sutiles donde los personajes casi parece que están en una dimensión dominada por Xanadú. Una escena de 20 minutos que sirve como introducción y para jugar con el contraste del resto de la película.


El sexo para dar paso a un romanticismo que se deja ver en frases como "Un poco más de amor en este mundo" mientras pasean en París en bicicleta. Los personajes se encontrarán ante un problema, que se convierte en el nuevo centro de la historia tras el sexo del comienzo, y donde al final lo que importa ante todo es esa conexión que han creado los dos.

Theo & Hugo: Paris 05:59 nos da una pista en su propio título: la hora límite. Comienza a las 04:27 y nos deja claro que a las 05:59 va a suceder algo. No miente y si uno mira el metraje sabe que va a coincidir con el final de la película pero ¿Qué va a suceder?.


Una historia de amor, y de sexo, que sucede en una noche como muchas de las historias que pasan, aunque lo hace con un París desconocido como telón de fondo. Hemos visto noches así en aquella delicia que fue Weekend (2013), o como una persona te puede cambiar en un solo fin de semana, pero también en un cortometraje llamado Paradisco (2003) que jugaba con los números musicales. Incluso Más que amor, frenesí (1996) nos proponía un viaje al desfase absoluto de la noche madrileña de los noventa o en Shortbus (2006) donde el sexo se naturaliza y se recrea de una forma realista.

Theo y Hugo, París 5:59, ganadora del Premio del Público en el Teddy Bear Awards de la Berlinale, es para aquellos que han vivido noches de esas bonitas, aunque en este caso con un drama y una "lección" sobre el VIH, y aún tienen esa esperanza de esa gente que hace que al menos por una noche crean en el amor... y en el sexo.


Gracias a 6 grados bajo cero por su recomendación, siempre acierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...