13 de marzo de 2020

[ (gracias por) La Música: Cantando por Mocedades ] 13 versiones para volver a disfrutar (o descubrir) a uno de los grupos pop de la historia


De pequeño siempre íbamos mis padres, mi hermano y yo con amigos de mis padres, y sus hijas, a la playa. En el coche, en la casa y en la playa sonaban canciones de ABBA, Mecano, Luis Cobos y Mocedades. Absteneros de Luis Cubos, ABBA y Mecano tienen ya muchos homenajes, pero Mocedades no. Así que saqué los teléfonos -bueno, mails- y empecé a contactar con grupos musicales que, sorprendentemente, me dijeron que sí. Algunos por primera vez y otros ya reincidentes sin remedio. El resultado es este (gracias por) La Música: Cantando por Mocedades (Autoeditado, 2020) con 13 artistas (10 de aquí y 3 chilenos) que visitan las canciones del grupo para hacerlas suyas. Para recordar nuestros años mozos y, para otros, para descubrirlos.




Camilo Castaño -uno de los escritores del blog colombiano el amarillo- ha escrito un texto para explicar de que va todo esto: 

"Otra vez ha llegado el amor sin anuncio. Fernando Bside completa una trilogía de tributos a la educación sentimental que nos ha dado la música española. Y esta vez viaja más lejos en el tiempo: después de la aproximación a la obra de Ellos y La Oreja de Van Gogh, de la mano de un puñado de artistas que versionó las joyas de aquellas discografías, recibimos ahora el retorno de la agrupación Mocedades cuyo eco aún resuena en nuestros recuerdos, quizá de la infancia en la casa familiar, con la radio acompasando la vida cotidiana, la banda sonora para el amor de los otros, padres, hermanos mayores, galanes y de telenovela. Porque quizá las letras de Mocedades llegaron a nosotros antes de la propia idea del amor, su dulzura, su intensidad y su solemnidad fueron augurios de nuestras vidas amorosas.

Quizá no hemos dedicado sus canciones como sí, una y otra vez, las de LODVG, pero el brillo nostálgico que se abre en los corazones cuando esas cascadas de coros, a veces suaves, a veces impetuosos, nos sorprenden mientras caminamos por un barrio viejo, con árboles de hojas caídas, o visitamos un bar con rockola y una moneda nos trae de vuelta “La Gaviota” o “Amor de hombre”.


No es gratuito que el buen director Carlos Vermut haya llamado “Quién te cantará” a su delicada película sobre mujeres, canciones e identidad, si es que los acordes de Mocedades permanecen en nuestra memoria colectiva.

Hoy, con rostros nuevos saludamos nuevamente a las letras y melodías de Mocedades. Artistas independientes, españoles y alguno del otro lado del océano, visitan estas joyas para rendir tributo a la agrupación y a su propia nostalgia. Y qué felicidad, su legado se refresca en las decisiones estéticas de estos jóvenes proyectos: guitarras distorsionadas, sintetizadores siderales, pianos juguetones, y tantas voces, que si juntas, construyen otro coro, uno con el espíritu de nuestro tiempo, bajo la luz de lo que ha sido. “Así fue nuestra historia, así fue nuestro amor”



Así son 12 artistas los que se encuentran en este disco: se abre con Flowerie, que cerraba el disco de LODVG, con La Música a ukelele. Desnudez con ese precioso timbre de Chris. Después llega Rafa Lázaro que ha cogido a su conservatorio para ponerles a hacer la versión, de la desnudez pasamos a muchos instrumentos, coros y la voz de Rafa llevando la batuta en Eras tú, era yo. Luis DH siempre dice que sí, prueba como le queda y decide, pero es que se le da muy bien. Así de resultado tenemos una versión dream pop de Secretaria. Victoria Ford han cogido el Amor de Hombre, lo han llenado de guitarras, lo han acelerado y metido su estilo para regenerar un temazo. Magictostadora llegó casi al final a apuntarse pero lo ha bordado con la versión de Le llamaban loca. Cristina Quesada enamora por su dulzura, tanto musical como en persona, y así se refleja en su versión de Ay Amor a voz y guitarra.


Desde Chile llegan Verticales, banda pop rock con reflejos de Ash, que han hecho propia La Gaviota sin desmerecer nada a la original. Buenatarde se mostró muy dispuesto a experimentar, jugar y llevar a la parte más bailable el Quién te cantará, arriesgado pero ganador. Milton James, también desde Chile, se lleva el Tómame o Déjame a un terreno tan elegante y pop que es como flotar sobre las nubes. Siguiendo con chilenos, tenemos a Ignacio Redard + Sofía Oportot que se han encargado de llevar a un terreno ambiental y mágico Ana y Miguel. Los Fred Fredburguer no sólo me ganaron con sus canciones, lo hicieron ellos mismos desde el día que les conocí. Hacen de Eres tú una versión punk pop con toques de Weezer. Pasamos del punk pop a la música de baile en Has perdido tu tren donde Capitán Sunrise enlazan con el sonido de su último disco. El cierre lo pone Gerard Civat con Así fue nuestro amor, cautivándome como hacen todas sus canciones y versiones, con esos pasos finales que indican que todo ha llegado hasta aquí...

Actualizado a 28 de marzo con la incorporación de la versión de Ignacio Redard + Sofía Oportot


(gracias por) La Música: Cantando por Mocedades


Dirección del proyecto: Fernando Bajón 
Ilustración portada: Victoria Navarrete 
Maquetación y diseño portada: Daniel Cuenca

1 comentario:

  1. Gracias Fernando por este recopilatorio de canciones de Mocedades, al oírlo he rejuvenecido he vuelto a aquella España en blanco y negro de la que nos evadiamos escuchando canciones como estas de Mocedades, en este recopilatorio las canciones suenan muy diferentes pero ahí precisamente está su originalidad, gracias de nuevo Fernando por hacer que haya vuelto a soñar.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...