18 de mayo de 2021

[ Episodio 3880 ] [ Fônal: "El sonido ha evolucionado a beats menos frenéticos aunque la esencia sigue siendo encontrar buenas melodías y transformarlas en canciones" ]


Tras un año de incertidumbre, el mercado musical español se encuentra en un momento en el que se están lanzando una gran cantidad de discos. Muchos grupos retrasaron sus publicaciones previstas del año pasado y esto ha hecho que, en algunos casos, los proyectos hayan aumentado. Esto es lo que le ha pasado a la banda de Cáceres formada por Inma González y Alfonso Búrdalo: Fônal. Presentan nuevo disco, Martilandrán (Lunar Discos, 2021). 11 canciones, y un remix, con el que el grupo sigue evolucionando en la creación de canciones que lleguen a los oyentes. He aprovechado para hacerles algunas preguntillas con las que conocer un poco más sobre el proceso de creación del álbum


Martilandrán es vuestro nuevo LP, 11 canciones y un remix, de la que habéis ido avanzando canciones en estos meses ¿Cómo se fue gestando?
A finales de 2019 nos concentramos en grabar cinco canciones nuevas con las que estábamos convencidos y que mostraban el sonido que teníamos entonces. Nuestra idea era publicarlas en 2020 en un EP producido por Miguel Ángel Gragera. Lo que sucedió después es que la Pandemia y el empujón de Lunar Discos nos impulsó a grabar un disco grande.

¿Cómo es la elección de un nombre como Martilandrán?, el disco ya tiene una canción dedicada a este lugar, una alquería, en el tema más folk del álbum ¿Qué tiene de especial este lugar para acabar como nombre del disco?
Tras un fin de semana muy intenso en la comarca de Las Hurdes volvimos todo el viaje haciendo juegos de palabras con el nombre de esa alquería. Martilandrán tiene un nombre muy sonoro y no se nos fue de la cabeza hasta que apareció la melodía y la letra. Nos trae muy buenos recuerdos. Acababa de terminar el Lost Theory Festival y toda la comarca estaba envuelta del misticismo lisérgico del que habla la canción. 


 
Desde vuestros comienzos ha quedado claro que os gustan las melodías y el ritmo bailable, siendo canciones que van directas ¿Cómo se consiga esa inmediatez para que el oyente se quede con el ritmo a la primera escucha?
Alfonso venía de una banda más de guitarras y yo como dj del mundo de los clubs. Al iniciar el proyecto nos apetecía hacer algo enérgico con mucha electrónica y muchas guitarras. El sonido desde entonces ha evolucionado a beats menos frenéticos aunque la esencia sigue siendo encontrar buenas melodías y transformarlas en canciones.

Una de las diferencias que contáis en este disco es la producción de Miguel Ángel Gragera y varias colaboraciones (Young Gage, Laurap y el remix de Mala Sangre), ¿De qué manera creéis que ha afectado estas participaciones al disco?
La producción de Miguel Ángel Gragera ha sido esencial en este trabajo. Suena así por él. Las demos elegidas para ser grabadas en el disco en la mayoría de los casos se decidieron porque las iba a producir Gragera. Es un tipo con mucho gusto, mucho oído y mucha calma. Es todo un placer trabajar con profesionales como él, como con el resto de colaboradores. Hemos ido invitando a músicos amigos en función del arreglo que buscábamos. Esto le ha dado mucho eclecticismo a la idea general del disco.


"Pop, indietrónica, hip-hop, folklore cacereño, rock alternativo... incluso indiepop" reza vuestra nota de prensa, ¿Hay algún estilo musical que no hayáis tocado y que os gustaría probar?
Las canciones son buenas o malas las vistas como las vistas, aunque comprendo que a primera escucha un tema te llegue más o menos en función de a qué otra banda te recuerde. Desde el inicio en Fônal tuvimos claro que lo más importante iban a ser las canciones y en función de ellas llegarían los arreglos.

¿Cuáles son vuestras principales influencias musicales? y ¿Con quién más os gustaría colaborar?
Ambos somos muy melómanos. A mí desde pequeña me gustaron mucho las bandas de pop electrónico de los 80´s. Disfrutaba con los discos de mi hermano mayor y hasta hoy sigo siendo muy freak con todo lo nuevo que sigue apareciendo en el universo de las bandas electrónicas. Alfon viene más del indie noventero, imagino que todo eso influirá en el sonido de Fônal. Recientemente estamos colaborando mucho con Daniel Rato de Mala Sangre y es un disfrute.

Un mensaje para aquellos que no os hayan escuchado hasta ahora y os descubran con este disco: 
"Les diríamos que bienvenidos y que en nada volvemos con más"




Martilandrán comienza con el último single que publicó el grupo antes de su lanzamiento, Mis piernas no me dejarán volver. Un tema bailable que también tiene un toque emocional si uno escucha bien atentamente, esas melodías que te llevan a algún punto de tu vida. Colapsar, otro de los avances que llegaron en los últimos meses, podría reflejar estupendamente lo que ha sido el confinamiento y el año del pandemia "Tal vez no quede nada de lo que disfrutabas ayer". Justo lo que decían de la bajada de beats se nota en muchas canciones, pero esa bajada ha producido que otros elementos que hay en ellas tomen mucha más fuerza. 

Junto a Young Gage nos encontramos la canción Electronic, que tiene una curiosa mezcla entre el rapeado de Young -que bien podría ser de los se escuchaban en canciones del eurodance- y las estrofas que canta Inma, así como todo el envoltorio, de pop rock que tiraría más a grupos como Garbage o Elastica. Martilandrán suena casi más a un cuento de esos que cuentas sentado junto a la chimenea en familia. Aquí se abandona la electrónica para pasar a elementos folks. Es una canción que funciona casi a forma de descanso, después llega Nadie Irá que puede tener un estilo similar, aunque algo más pausado, que Electronic


Otra colaboración la encontramos en Grita donde participa Laurap rapeando. Es toda una declaración de principios sobre los derechos, la igualdad y la reivindicación. Cuando se quiebra mi voz, es otro momento en el que nos vamos por una balada con sintes. Mientras que en Efecto Tóxico tienen esas guitarras que me llevan a las que había en algunas canciones de los catalanes Pastora, y sigue con ese gusto por la melodía de Fônal. De nuevo regresamos a la pista de baile con En Silencio, para pasar a otra canción intimista a voz y guitarra de nombre Je Serai Là y casi llegando al final suena Cinco brazas de profundidad que sospecho que debería de escuchar al revés para saber que es lo que dicen [Algo que por ejemplo hizo La Casa Azul en Viva (un poco más) el amor donde hay todo una estrofa al revés]

El final es con un remix de Mala Sangre de Nadie Irá que le mete directamente el techno a la composición original. Martilandrán da un paso en el que encontramos canciones directas bailables, que pueden recordar a sus inicios, pero han avanzado metiendo elementos más pop, rock y folk. Un disco bien completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario