19 de mayo de 2021

[ Episodio 3881 ] [ The North Sea, Musketeer nos lleva entre la belleza y el terror del mar ]

 

Musketeer es un viejo conocido de este lugar. A Joseph Daniel Pogson, creador y líder, de la banda  le conocí en un emotivo concierto en el Fotomatón de Madrid en el caluroso verano de 2018. Entonces estaba presentando el primer EP, Seven Long Years, en un formato acústico por una pequeña gira por territorio español. Varios singles después, una pandemia y esas cosillas, nos llega su sucesor a nuestros oídos: The North Sea (Autoeditado, 2021)

The North Sea tiene como concepto una serie de canciones populares escritas por un trovador errante e inspiradas en los eternos inviernos que vive en el puerto de Hamburgo. No es casualidad, Musketeer escribió estas canciones en su primer (frío) invierno en Hamburgo observando los grandes barcos del puerto.

El tema titular mezcla la realidad con la ficción. La canción de The North Sea nos muestra la sensación de culpabilidad de un arrastrero de pesca después de haber cazado sirenas. Una mezcla de realidad-fantasía que trata de reflejar la relación de los humanos con el océano.

El EP de The North Sea ya venía mostrándose desde el propio 2018 cuando se publicó una versión en directo del tema The North Sea, y posteriormente un acústico en 2020. En 2019 descubriríamos las canciones Kraken, Wolves -también en acústico-, y ya en este 2021 la oscuridad que desprendía Prince of Denmark -que también tendría versión en directo y en acústico-. Estas canciones se completan con una canción de seis minutos de nombre Sult I & II, que abre el trabajo, e (Into Slumber) casi como si fuera un pequeño interludio a modo de tema musical. 

Musketeer se completa con Felix Virmani, Michael Rosner Eric Timmann a los que Joseph conoció en Hamburgo y con los que hubo enseguida mucho feeling. The North Sea fue grabado en Watt N ’Sound Studios, en la frontera entre Alemania y Dinamarca, durante más de una semana y a sólo cinco kilómetros del mar del norte.

The North Sea tiene ese rollete de folk-rock en el que se mezcla la belleza y el terror de las profundidades del mar. Porque hay cosas que nos puede inspirar un respeto, un temor pero a la vez destilar belleza por sus cuatro costados. Las referencias marítimas, además de la de las sirenas, también se puede ver en la aparición del Kraken. La belleza también se encuentra en esas melodías que transportan hasta ese mar que resulta más oscuro que esas playas turísticas soleada, pueden provocar más sensaciones de nostalgia, tristeza y de incertidumbre.


Arte de portada The Norteh SeaAndreas Teichmann
Fotografía Musketeer: Heiko Ritt

No hay comentarios:

Publicar un comentario