15 de enero de 2022

[ Episodio 3974 ] [ SCREAM (2022): Woodsboro siempre es un buen lugar al que volver (Si es que lo ves en el cine) ]


[Aunque en esta crítica no hay spoilers como tal, recomiendo que se lea esta entrada ÚNICAMENTE cuando se haya visto la película. Para disfrutarla plenamente hay que ver SCREAM sin saber absolutamente nada]

"No volvamos aquí jamás porque nunca será tan divertido" decían en Lost in Translation. Pero la saga SCREAM ha conseguido que regresar sea un puro, grande y absoluto disfrute. Esta quinta entrega sucede diez años después de la cuarta, la cuarta sucedía once años después de la tercera, mientras que la trilogía original nos la comimos en cuatro años. Hablar de Scream es hacerlo de una película generacional con la que hemos ido viviendo de adolescentes hasta la "madurez" y que regeneró el género del slasher. SCREAM (2022) es la quinta entrega, que acabaremos llamando Scream 5, y vuelve a hacernos disfrutar, que es lo que buscamos en estas películas desde mediados de los 90.

Esta chica nunca supo que fue el comienzo de una larga tradición de muertes

En los días pasados hice con unos amigos un par de maratones para recordar las cuatro primeras entregas. Uno corre el peligro que se encuentre con que las películas no han pasado bien los años... pero no, lo pasan con nota. 

El disfrute sigue siendo, incluso cuando sabes el daño que ha hecho Scary Movie porque a veces te saltan a la mente los recuerdos de la parodia de las dos primeras entregas. Así que no había otra forma que ir a ver la nueva entrega de la saga al cine el día del estreno, sobre todo para evitar los posibles spoilers que aparezcan sin darnos cuentas por las redes sociales. Aunque eso es algo en lo que, justo antes de la peli, se hace alusión: Pedir por favor que no se haga spoilers para que todo el mundo pueda disfrutar de la película.

El equipo de SCREAM, rodada en 2020

Hay tres diferencias importantes que sabemos previamente: Wes Craven ya no está entre nosotros, con lo que su puesto ha sido suplido por los directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, Kevin Williamson vuelve como productor ejecutivo pero no como guionista (en la tercera cedió ese poder a  Ehren Kruger y en la cuarta retomó su papel) que ahora son James Vanderbilt y Guy Busick. La banda sonora original ya no cuenta con Marco Beltrami - que ha lanzado toda la banda sonora de las primeras cuatro entregas en un Box Set- al que suple Brian Tyler. Todo esto podría suponer muchos peros, PERO lo más sorprendente es que todo el engranaje sigue funcionando. No es exactamente lo mismo, hay cambios, es otra década, pero lo hace con tanto cariño y guiños que funciona a la perfección como lo que siempre ha sido.

Al igual que pasaba en Spiderman: No Way Home hay momentos completamente inesperados, la diferencia es que en Spiderman las filtraciones fueron muchas, pero en SCREAM han conseguido que se guardara por completo los secretos que hay en su interior. Mientras veía la película llegué a pensar en aquel rumor que decían que tras los asesinatos, según una primera versión de guion de Scream 3, estaba Stu que no había muerto y se encontraba en la cárcel, y organizaba la nueva matanza. No, y dudo que sea algo que usen en alguna ocasión cuando ya ha rulado tanto por la red.

Con lo bonito que parecía Woodsboro

En esta ocasión nos encontramos con un comienzo con muchos guiños a la primera escena de la primera entrega, aunque ya tenemos WhatsApps y lo del teléfono fijo parece antiguo, pero siempre se pueden combinar. Pero ya comienzan a haber cosas extrañas desde esta escena y van a seguir sucediendo durante buena parte de la película. El pasado se entremezcla con el presente, porque Woodsboro no es un pueblo tan grande y puede haber familiares de alguna de otras de las entregas. Los guiños a las películas anteriores están por todos lados.

Tenemos a cuatro supervivientes desde la última entrega: los clásicos de la saga, Dewey (David Arquette), Gale (Courtney Cox) y Sidney (Neve Campbell) (Nunca debieron matar a Randy, nunca) y Hicks, la ayudante de policía de Scream 4

Este lugar me suena de algo...

Todo el resto de personajes son nuevos y se introducen en esta entrega, jóvenes caras que ya han tenido sus participaciones en películas y series: Melissa Barrera (Samantha), Jenna Ortega (Tara), Jack Quaid (Richie), Dylan Minnette (Wes), Jasmin Savoy Brown (Mindy), Sonia Ammar (Liv), Mikey Madison (Amber), Mason Gooding (Chad) y Kyle Gallner (Vince).

La historia puede comenzar como es habitual en la saga, pero a partir de ahí ya nos encontramos con más profundidad en algunos de los personajes, aunque otros se quedan tan sólo en la superficialidad. También trae consigo el primer personaje LGTBI+ claro de la saga... que ha habido amagos, ha habido bromances, pero en este caso el personaje refleja su sexualidad. Eso es bueno. La búsqueda del asesino vuelve a ser el centro de la historia pero hay tantas cosas más, como en todas las películas de Scream. Vuelven a recalcar que cualquiera podría morir, pero lo hemos escuchado tanto en las sagas que ¿Será en ésta en la que la habría? Ghostface se ha vuelto mucho más carnicero, mucho más agresivo y las muertes son mucho más chungas.

Se hace mucho hincapié sobre la saga Stab que es, al fin y al cabo, hablar de Scream, hacer una autocrítica por momntos. Para bien o mal, estos nuevos reboots, remakes o cosas ya que no sabemos como llamar, algo que se debate en la película bajo el nombre de recuela (remake + secuela), critica justamente la necesidad que ésta deba contentar a todo el mundo: Que haya nostalgia, pero no mucha, también nuevos personajes pero que estos estén enlazados con los clásicos. El ejemplo más cercano que tenemos es la nueva trilogía de Star Wars donde se ha llevado punto por punto hasta acabar la saga Skywalker a lo grande y cebándose de lo lindo. Así me pasó con la última entrega de éste. Homenajes, easter eggs, hay que fijarse muy bien en esos momentos YouTube...

Después llegamos al famoso tercer acto, el de la revelación. Sin duda lo más sorprendente, tras el juego bien llevado de "¿Quién es el asesino?" me dio la sensación que había sido engañado como una travesti paraguaya, que diría Topacio Fresh, pero aún mejor es la motivación del porque lo estaban haciendo. Una absoluta ida de pinza que también entra dentro del universo meta y que tiene momentos épicos, surrealistas y muy locos. Un recuerdo aquí a Emma Roberts (Jil en Scream 4) que tuvo uno de los finales más absolutamente maravillosos de una película de Scream. La evolución de la sociedad sigue presente, la crítica al mundo y las "excusas" para que la responsabilidad no caiga sobre esa persona.

Amiguis para siempre... o hasta que nos maten

Algo bueno que tiene esta entrega es que nos deja claro quienes viven y quienes mueren... porque no todo es lo que parece. Creo que la saga la han dejado bien abierta en esta ocasión, mientras que en Scream 4 se cargaron a todos los talentos jóvenes -aunque siempre quedó la duda de si Kirby podría seguir viva- aquí va a haber supervivientes suficientes para que tengamos una Scream 6 y Scream 7 con la que hacer una nueva trilogía, algo que apunta que es la idea de por parte de directores y estudio. Y puede seguir funcionando sin la necesidad de los clásicos.

El guion está plagado de críticas a los fans, a los comentarios, a internet y a la necesidad de pasar a la posteridad por encima de todo. Algo que estaría heredado de esa cuarta entrega pero llevado todavía más lejos, hasta con discursos filosóficos sobre pelis de terror. Además no podemos olvidar la banda sonora que acompaña, tanto en el score como en las canciones, la acción.

SCREAM, SCREAM (2022) o Scream 5, es una película para fans, hecha por gente fanática de la saga, pero al mismo tiempo buscando crear una nueva fan base para nuevas generaciones: Jovenzuelos guapas y guapos a los que esperemos ver crecer, correr y huir de Ghostface, que vuelve a tener la voz de Roger L. Jackson. Y que, para más inri, ha conseguido aguantar sin filtraciones casi dos años tras su retraso en el estreno. Eso es digno de aplaudir, como la gente en el cine que lo hizo en los momentos claves.

1 comentario:

  1. En un mundo perfecto tendríamos un disco de Kylie y una secuela, precuela, recuela, reboot de Scream cada año. He dicho.

    ResponderEliminar