27 de junio de 2022

[ Episodio 4068 ] [ 'Todas las suertes de lo imprevisible' Ocata y el dado de la vida ]


Hace unos días que acababa de escuchar una lista de Spotify y, como suele ser habitual, salta a otras canciones de forma aleatoria. Aleatoria pero con bastante sentido. Así que entre unas y otras empezó a sonar una canción que me llamó la atención. Me fui a buscar que era: Barcelona o Madrid de Otaca y Cala. Una preciosa canción en catalán y español. Así que así llegué a Ocata. Después me descubrieron que tenían un disco sacado este año. Así que aquí vengo a escribiros sobre él: Todas las suertes de lo imprevisible (Discmedi, 2022).



Este año es cuando presentan su segundo larga duración pero el grupo nace una noche del verano de 2015 en la noche de un portal de Masnou (Barcelona) entre Vicenç (voz) y Pepe (guitarra) donde, mientras fumaban, empezaban a fantasear con la idea de crear un grupo musical donde contar esas historias que pululaban por sus cabezas. Así a ellos se unirían Kevin (bajista) y Roger (batería). Así nace Ocata que es el nombre de un pueblo del litoral al lado de El Masnou en la costa del Maresme. Todo queda en casa que se suele decir.

Todas las suertes de lo imprevisible es un disco donde se hablan de historias de su pasado, presente y algún atisbo del futuro, como dice su nota de prensa, y hablan de referencias como The Strokes, Leiva y los primeros discos de Coldplay. El primer adelanto del disco fue la canción con la que se inicia el LP de 10 canciones: Moscú. Una forma de encontrarse yéndose lejos de donde estamos, la búsqueda de la huida para encontrarse. "Aún sigo buscando la luz, quizás estaba más al sur"
 

Las diez canciones del disco beben de muchas fuentes, es una clase de pop que entra muy fácilmente con historias que son cercanas e identificables. Los Desnudos es un ejemplo perfecto de ello, unas melodías muy perfiladas, buscando que cada nota te acabe enganchando. Lo mismo sucede a Bailando como Padres esa sencillez con la que las canciones se van abriendo paso. Desde el asiento de atrás me ha llevado a la sensación que fuera una canción clásica, a ritmos que podrían pasar entre Pereza o El Hombre Gancho. No rompas mi paz es una canción perfecta para dedicar a esas personas que no es necesario que vuelvan. 

Luces al salir tiene unas primeras notas que podría confundir con Todas las flores de Presuntos Implicados, pero nada que ver en cuanto entra Vicenç a cantar cuando la canción se va completamente por otros derroteros. Apartamento de Mar es la canción más veraniega del grupo en el que se habla de esa última semana de agosto, el final del verano. Canciones para adolescentes (Amistad sin Cuartel) donde se trata de la nostalgia de esa época que no volverá. Canciones para adultos (Ya no hablan de mí) es un enlace de la anterior en la cual hay ese momento de felicidad que tanto tratamos de encontrar y que, en ocasiones, somos capaces de observar. Saltar entre pensamientos es el tema que cierra el disco en el que canta sobre la ansiedad, el descontrol y como a veces somos capaces de dejarnos llevar disfrutando de cada momento. 


Todas las suertes de lo imprevisible es un puro disco de pop que se mueve entre varias aguas pero que se deja llevar muy bien, es una suave brisa que disfrutas que puedes escuchar atentamente para descubrir que hay algo más. Si queréis verles en directo, amigos barceloneses, les tenéis dentro del Cruïlla Festival actuando el 8 de julio. Avisados quedáis.


Puedes seguir a Ocata en FacebookInstagram y Twitter

Portada Todas las suertes de lo imprevisibleLily Mart
Fotografía Ocata: Frank Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario