24 de agosto de 2018

[ Katy Perry ] Cuando nos dejó con la boca abierta en la Super Bowl


Vamos a acabar el viernes con mucho color, pop y Katy Perry. Todo junto. En uno de estos días que vas dando vueltas viendo vídeos, vídeos y más vídeos recordé la gran actuación de Katy en el intermedio de la Super Bowl de hace unos años... pero en vídeos relacionados me encontré con una grata sorpresa a modo de como se hizo de una hora de duración donde se cuenta como se ha ido creando todo el espectáculo, los ensayos y los problemas de un evento que dura quince minutos y que tiene meses de preparación.




La actuación de Katy Perry en la Super Bowl se venía rumoreando desde tiempo atrás. Al confirmarse se hizo por medio de un divertido anuncio en el que ella aparecía como si fuera un astronauta gatuno que acababa de llegar y se presentaba como "Hi, I'm Katy Perry, Pop Star". Jugaba con la idea que estaba en la zona de pruebas de su espectáculo. Así ella fantasea con purpurina por todo el estadio, unicornios encerrados en plan dinosaurios de Parque Jurásico, tiburones que lanzan fuego -seguro que un homenaje muy libre a Sharknado- y se enfrentan a ballenas, traer a un invitado especial desde el pasado y gatitos.



Llegó el 1 de febrero y allí estaba Katy enfrentándose a los millones de espectadores que verían sus 15 minutos de shows que estaban programados segundo por segundo. Tuvo cuatro vestuarios diferentes, diseñados por Jeremy Scott, y el espectáculo estuvo dirigido por Hamish Hamilton. Al invitado confirmado, Lenny Kravitz que se le puede ver en el póster promocional, se le unió Missy Elliot. El espectáculo empezaba con Roar y Katy subida en un león gigante que controlaba mientras avanzaba por el medio del cesped. Después en el número de Dark Horse nos encontramos como ella se entremezcla con fichas de ajedrez de color plateado y un juego con pantallas en el suelo bastante espectacular.


Pasamos después a I Kissed a Girl que es el momento en el que Lenny Kravitz hace acto de presencia, guitarra en mano y cantando. El siguiente paso fue la parte más colorida del espectáculo con Teenage Dream y California Gurls entre palmeras, pelotas de playa, bailarinas y los tiburones. La parte más aburrida vino con Missy Elliott rapeando Get Ur Freak On, Work It y Lose Control. El final fue a lo grande con ella subida en una plataforma que llevaba una estrella, en plan de la de los Reyes Magos, y volando entre fuegos artificiales entre el público cantando Firework.



Claro que para todo lo anterior hace falta una programación exhaustiva. No sólo el hecho de diseñar el espectáculo sino el tiempo de montaje del mismo, el número de personas necesario para hacerlo, los cambios de vestuario -que tenían diez segundos de media para poder hacerlos-, la realización y que todo funcione perfectamente. Si queréis ver como fue todo eso desde que Katy se reúne con la organización de la Super Bowl hasta que comenzó el desmontaje de todo el escenario para que siguiera el partido.



Reconozco que es una hora y diez minutos en los cuales hay muchos momentos que casi te estresan sólo de verlo por lo que vivirlo debió de ser un caos emocional. A mí Katy me conquistó desde que la vi a finales de junio en el Witness The Tour a su paso por Barcelona.

1 comentario:

  1. Si canto sobre el playback???!? si le quitas al atrezzo esta chica no es nadie...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...