20 de junio de 2021

[ Episodio 3902 ] [ No Gods No Masters / Garbage llegan combativos, empoderados y defendiendo derechos sociales ]

 

Han pasado cinco años desde que Garbage nos entregara su último disco, Strange Little Birds. En este 2021 medio apocalíptico aunque caminando hacia la luz, han decidido venir con un álbum reivindicativo, directo, ruidoso y contundente con el poderoso nombre de No Gods No Masters (Stunvolume, 2021).


No Gods No Masters es el nombre del disco, 11 canciones escritas por Shirley Manson y autoproducidas por Garbage en colaboración con su ingeniero de estudio y mezclador Billy Bush. El nombre del disco también es el de una de sus canciones que hace una crítica del capitalismo. La inspiración vino tras la visita de la cantante a Chile en el estallido social y el ver alguno grafittis que había bajo algunos edificios patrimoniales de Santiago. El vídeo de la canción ha sido dirigido por Scott Stuckey que ya hizo los de No HorsesMagnetized.




El disco se abre con The Men Who Rules the World, single con el que adelantaron el disco, donde tienen claro la figura del hombre opresor que ha estado durante toda la historia por encima de los demás, en especial de las mujeres. Una de las canciones que de primeras se me hace más pegadiza es The Creeps, tiene como base una de las canciones que iban a estar en aquel álbum en solitario que Shirley Manson iba a publicar por el "break" que se tomó el grupo tras la edición del recopilatorio Absolute Garbage. Tiene videoclip dirigido, Javi a.k.a Mi Amor. Ella ha dirigido también los clips de The Men Who Rules the World y Wolves.

Para el tema Uncomfortably Me hubo muchos mezcales por en medio, al menos para la creación de la letra. Una canción en la que deja claro que a veces uno cree que no encaja en ningún lugar y se siente mal estando donde esté. La metáfora "Always the bridesmaid and never the bride" lo ratifica. Seguimos con otro de los singles previos al lanzamiento del disco, Wolves. En ella se nos trata de como cuando somos jóvenes, Shirley se inspira en su propia vida, tenemos dos personalidad. Que a veces hacemos daño a consciencia y otras sin saberlo, lo complicado de calibrar nuestras acciones. Casi parece que hace un guiño a esa frase que sonaba en Temptation Waits: "I'll tell you something I am a wolf but I like to wear sheep's clothing"


El Black Lives Matter se trata en Waiting for God. La espera de un Dios que nunca llega ante todo lo que está sucediendo. El sonido deja de ser tan distorsionado como en buena parte del álbum para dar paso a una balada intimista en la que se ruega a ese Dios en el cielo: "Oh God, who art in heaven, Who art in heaven, come, Stand with us, may your will be done, On Earth as it is in heaven". Godhead se fija en la importancia que se le da al hombre por encima de la mujer. Hay un texto en Apple Music en el que Shirley dice "Now, I find it almost funny that the male is given all this gravitas in society because he’s got a silly cock and balls between his legs and women aren’t given the same amount of gravitas because we’ve got vaginas" tras estar mucho tiempo cabreada por esa diferencia de trato. Quizás es el tema más bailable, aunque distorsionado como casi todo el resto del disco.

Dicen que este disco tiene mucho de Roxy Music, que le escucharon mucho durante su preparación, y que una de las canciones que más se nota es en este Anonymous XXX que puede resonar un poco a algunos momentos del Version 2.0. La letra habla del sexo con desconocidos, de lo que nos excita, del por qué nos pone... Vamos, una canción para follar cerdamente. Pasamos a temas más serios en A Woman Destroyed donde se inspiran en el Me Too y la creación de una fantasía a forma de superheroína que se iba vengando de todos aquellos que le habían hecho daño. La canción con la que se cierra el disco es This City Will Kill You  es la única canción que suena igual a como se compuso: Pasó de una canción de amor a la ciudad de Los Ángeles hasta llegar a ser una mezcla entre la añoranza de ese lugar y la necesidad de huida de la misma. Bien podría ser la banda sonora de alguna película con esos retazos tan cinematográficos de la producción.


No se vayan que aún queda más. En la edición especial del disco, que también se encuentra subida a plataformas digitales como Spotify, nos encontramos con un segundo disco que incluye lanzamientos del grupo a modo de singles, colaboraciones, etc que realizaron entre 2013 y 2018. Así ya tenemos de nuevo No Horses, que había desaparecido de las plataformas digitales, y las canciones que lanzaron durante los Record Store Day.

No Gods No Masters es el mejor disco de la segunda etapa del grupo, aquella que comenzó en 2012 con Not Your Kind of People. Siguen tratando las cosas con sinceridad pero cada vez hay más implicaciones políticas y sociales mucho más directas. Ahora esperemos que les tengamos por España de nuevo en directo tras su actuación hace dos años en el Cruïlla de Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario