25 de junio de 2021

[ Episodio 3906 ] [ ¡PAN PAN PAN! / El Buen Hijo siguen siendo un estandarte del POP ]

 

¡PAN PAN PAN! (Sonido Muchacho, 2021) es el esperado primer larga duración de El Buen Hijo. El grupo musical nacido hace cinco años llega en una nueva etapa con 11 canciones, que empezamos a descubrir el año pasado en forma de singles. Es una de las apuestas de los grupos pop que ya agitó el panorama musical. Aquí en Madrid comenzaron a hacer conciertos llenos de conexión entre el público y ellos... y como pocas veces he visto. ¿Habrán sido capaces de mantener su esencia? ¿Se habrán perdido por el camino?.



Después de Los Cinco Temitas de El Buen Hijo, Walasse Thing y La Fatalidad de las Cosas, llegaba esta nueva etapa del grupo. A Marco, Alicia y Cham se unen Daniel (Chavales) y Miquel (Sant Miquel) a los que ya hemos podido en algunos conciertos suelto en 2019, en el Museo Cerralbo y el Café La Palma a comienzos de 2020, o el Yung Pop en Málaga disfrutando de lo lindo. Su reestreno tras la pandemia fue en el Teatro Lara donde nos lo dieron absolutamente todo... pero el público también lo hizo desde sus butacas. Ahora llega su LP que ha sido grabado en Grabaciones en la Mina.



¡PAN PAN PAN!, el nombre del disco viene de una frase que se encuentra en El Puente Romano. Es la canción que abre el disco y lo hace casi como si fuera una introducción en la que nos cuentan una pequeña historia sobre rupturas de corazón. Tiene ese toque de canción de pop clásica de tiempos inmemorables, casi a modo de película. Rápidamente pasamos a una canción con energía y potencia llamada Aunque Pene, la primera canción de la nueva época del grupo que conocimos. Basada en una canción que había publicado Marco Frías la dieron un ritmo más potente, siendo de esas canciones que corear y bailar (cuando se pueda) en los conciertos. 

Los dramas del día a día incluyendo las visitas al psicólogo y lo que cuesta conseguir uno en la Seguridad Social. ¿Qué tal? fue otro de los singles que descubrimos en las últimas semanas a forma de avance del disco, "Porque sé que la pena es natural, y también que tenía que pasar. Estaré esperando la señal, el amor eso es algo criminal" mientras el grupo viaje por el mundo sin salir del Parque Europa de Torrejón de Ardoz.


Hay una sección de canciones que son herederas directas del indie de los noventa. Así nos encontramos con ¡Cuánta variedad! será la canción de los pogos en sus conciertos, un tema acelerado con esos ecos al punk pop. Una de mis favoritas del disco se llama Dame un beso. Es la única canción que canta de forma íntegra Alicia. Llegamos a un momento estupendo ¡Tenemos una nueva canción para celebrar los cumpleaños! Si no queremos usar la de Parchís o la de Ellos, El Buen Hijo nos regalan Un día especial

Río de Janeiro y El Muro de Aljucén ya las habíamos escuchado. La de Río es una de las canciones que ya tocaban tiempo atrás en los concierto y que en la versión de estudio, que publicaron a lo largo de 2020, ya dejaba claro que se iba a convertir en la favorita de muchos. Mientras que la del Muro se convierte en una road movie rural.  


Más aceleración nos encontramos en Una revelación que puede parecer una canción alegre por la velocidad, el ritmo... pero lo que deja claro es que la persona se encuentra un poco hundida en la miseria y casi busca un milagro: "háblame de la decepción, de lo habitual de la rutina y el adiós". El engaño en las canciones pop es un clásico. No sé muy bien que contestar, es una canción que me resuena mucho a Detergente Líquido, pero en un grupo con unos miembros con unos cuántos años menos. El cierre del disco viene con Abriré caminos, una canción que como la primera recuerda a temas de antaño. Así después de todas las canciones con sus subidas, bajas, dramas y alegrías, nos deja un poco de esperanza hacia el futuro... 

Tenía bastante miedo a este disco porque yo soy de los que ha vivido el fenómeno de El Buen Hijo desde sus inicios: Nunca había visto conciertos donde la gente estuviera tan entregada, era una sensación especial. Además la perdida de un miembro puede hacer que un grupo deje de ser lo que era. No, no es el caso de El Buen Hijo que han mantenido su esencia y han dado el salto de conseguir una discográfica.


Sobre ¡PAN PAN PAN! diré que la portada no me conquista y me hubiera gustado más la foto de arriba. Fuera de eso: El sonido POP del disco me apasiona completamente, son 11 canciones para aprendernos, cantar, meter en playlists, llevar puestas en nuestros viajes, para dedicar a otras personas y que me voy a ir a comprar ya mismo el vinilo que han sacado porque este es uno de mis discos de 2021.

El Buen Hijo sigue en plena forma y con un futuro prometedor. Amén, pueden ir en paz. Demos gracias al señor.


Fotografías sesión portada: Jorge Rico / Fotografía fondo amarillo: Sharon López

No hay comentarios:

Publicar un comentario