24 de febrero de 2020

[ AMOR ] 10 historias sobre el amor desde el corazón de Bravo Fisher!


AMOR (Musiteca, 2020), así ha llamado Bravo Fisher! a su nuevo larga duración. El tercero de su carrera,  y cuarta referencia si contamos el EP que editó el año pasado, es de nuevo un giro en su vida musical. AMOR es una forma optimista de ver el mundo. Igual que Solos (Subterfuge Records, 2016) era un viaje desde el miedo, AMOR es un viaje desde un lugar en el que todo funciona mejor: Del amor propio al amor a los demás. 

El disco lo abre con un hit como Proyectil junto a Rocío Saiz (Monterrosa) que recuerda a la época de El Valle Invisible (Subterfuge Records, 2013), es una canción necesaria y se ve reconocida la capacidad de hacer pelotazos directos aunque su música haya ido evolucionando a otra serie de lugares. Si fuera artista siempre he dicho que haría lo que me apetecería en cada momento, como seguidor la frase anterior es más compleja de asimilar. En este disco Guillermo Galguera ha recogido de nuevo esa esencia con la que nos ganó.

Lo demuestra así Huracán Carla, que fue la canción con la que presentó este disco, y que mostraba una relación entre dos personas de diferentes edades y referencias culturales pero unidas con la posibilidad que el amor rompiera toda esas barreras. Esto me lleva a preguntarme ¿Será Bravo Fisher! el Carlos Sobera de la música?. De nuevo melodía electropop, elegante, bailable y cantable. Algo que también sucede en Yayito junto a La Bien Querida, el segundo avance de este disco, donde las voces de Guille y Ana encajan estupendamente y hasta viene con anécdotas reales que le pasaron al propio Guille de pequeño.




De menos, es una de esas canciones que tienen un toque más electrónico, parece que quiere acercarse un poco al universo del shoezage pero sin despegarse de la melodía pop. Creo que es una canción que fusiona un poco todo su universo musical de estos años y donde habla de la añoranza ante una persona "Dime la verdad ¿has echado de menos lo que nuestros cuerpos solían hacer?". Suena a una canción clásica de Bravo Fisher! desde la primera escucha. Laberinto con Fatal Tiger que parece un homenaje a la película Dentro del Laberinto. Una canción sobre los cambios personales, dejar esas cosas que nos acaban molestando -ya sean personas o situaciones-. Pasamos a Las Encuestas y la falta de tiempo, las ganas de ver a alguien... y una producción donde de nuevo la melodía sigue una cadencia preciosa a la que acompañan todos los instrumentos. 

Este disco tiene dos particularidades, por un lado que es una producción hecha por Guillermo junto a su hermano Miguel Ángel Galguera y la segunda, la gran cantidad de colaboraciones. Así en Pierdes lo hace con la banda Modelo de respuesta Polar, "Pierdes cuando me pierdes, pierdes cuando te pierdes", una doble perdida que viene con subida y cambio de tono en la parte final. Santo y Seña con Ganges, ya promete en los primeros 30 segundos. Una especie de balada electrónica que destela amor, las ganas de que algo que surge como casualidad se extienda por mucho tiempo. Me gusta ese punteo de guitarra entremedias que me recuerda a The Cure.



La parte final del disco se anuncia claramente con el nombre de las dos últimas canciones: Las Últimas Horas, fantasea con como sería las últimas 24 horas de vida. Si conociéramos ese momento ¿Qué es lo qué haríamos? ¿Dónde iríamos? Es una canción con una guitarra que va marcando perfectamente el ritmo de la canción, un homenaje al AMOR más general. Porque el disco habla de todo tipo de amores y aquí las refleja todas juntas... He de decir que viendo los duetos de este disco, aquí hubiera encajado perfectamente David Otero. Y llegamos a la última pista con Fin, pone fin el fin pero lo hace de una forma en la que ese hilo rojo se conecta... como si fuera el reflejo de la portada. Las dos personas se han encontrado y fluyen, nadan y viajan en ese fin. Un fin que es el momento actual. El fin como el disfrute actual.

AMOR no es volver a El Valle Invisible, por mucho que sus seguidores fuéramos muy fans de ese disco, pero creo que es una evolución hacia un sonido que retoma parte de ese sonido pero con todo el recorrido de estos años. Un disco que habla de amor en tiempos de guerra, que es lo que parece que llevamos año, ya debería tener un hueco en nuestros corazones pero encima Bravo Fisher! dándonos canciones bonitas para corear y disfrutarlas, hace que ya le tengamos con nosotros.



Artwork AMOR realizado por Alba Deliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...