21 de mayo de 2016

Confessions Tour / 10 años de la primera salida de la bola de discoteca de Madonna



Este día hace diez años atrás, al caer la noche Madonna aparecía en el The Forum de Los Ángeles bajando de una bola de discoteca que costaba 2 millones de dólares debido al pequeño detalle que se encuentra recubierta de joyas de Swarovski. Así daba comienzo el primer concierto del Confessions Tour.

Esta gira, una de las más exitosas de su historia, servía de presentación en directo del disco Confessions on a dance floor, en el que se encuentra la que es considerada la mejor canción del siglo XXI hasta la fecha por la votación en la web DigitalSpy: Hung up.

¿Qué tenía de especial esta gira? Lo primero que era la que presentaba uno de los discos más grandes de su carrera. Además venía de arrastrar las secuelas de aquel accidente de caballo, el 16 de agosto de 2015 día de su cumpleaños, que le hizo estar dopada hasta arriba en la grabación del clip de Hung up. y se recochineó de ello en parte de la escenografía de la primera parte del concierto.




Corre corre caballito, corre por la carretera....

Equestrian: La apertura del Confessions Tour se hace con un Madonna que desciende en bola de discoteca y que se abre al llegar al suelo y aparece vestida de jockey. Parte de sus bailarines aparecen como si fueran caballos y es ella la que lleva, literalmente, las riendas. ¿Un guiño al sado? ¿Una metáfora sobre que somos animales? Sea como fuere a los bailarines les quedaba muy bien eso de ser llevados.

Vengo del futuro para deciros... ¡EL CAMBIO CLIMÁTICO NOS VA  A MATAR!

Las canciones que suenan en esta apertura son el Future Lovers, uno de los temas del Confessions, que acaba con el I Feel Love de Donna Summer. que Kylie ya versionó en su gira KylieFever2002. Para Get Together se queda con un par de bailarines y lo da todo por los escenarios, como en el clip de la canción. Tras la que suena el Like a Virgin, en una nueva versión, y ella se recochinea de su caída de caballo, una vez más, subiéndose a una silla mecánica y haciendo movimientos contra la barra demostrando lo bien que se le da el pole dance y que por mucha caída que haya está encuentra en plena forma. En las proyecciones, algunas de las radiografías que le hicieron tras la caída del caballo.

Mirad el paso de los años... Voy de anciana viuda
Cerrando este entrante tenemos el Jump donde ella deja el protagonismo a sus bailarines que se hacen una sesión de parquineo. Aquí acabamos con el tema de los caballos, así que a limpiar el escenario de lo que hayan dejado y un interludio llamado Confessions con los bailarines.

-o-

Soy la enviada de Dios en la Tierra, y lo sabes

Bedouin: Podemos decir que es la parte más étnica del espectáculo. Comienza con la polémica actuación de la diva nacida en Italia en una gran cruz.

Madonna en modo Misión: Imposible

Live to tell, y una cuenta de las personas que mueren de Sida en África al año, como uno de los momentos más reivindicativos de la noche. Madonna aparece como si estuviera sacrificada cual Jesucristo ¿Una representación de las críticas que reciben los artistas?.

De aquí a realizar magia hay un paso

Uno de los temas que más me gustan de su álbum Confessions... es Forbidden Love que en escena tiene una preciosa puesta en escena con dos de sus bailarines los cuales representan diferentes culturas. En la gira europea, y por consiguiente en el DVD de la gira, aparece una mención a la guerra libanesa-israelí en modo de símbolos en los cuerpos de los bailarines. El momento más tribal nos lo llevamos en Isaac con bailarina incluida, una jaula y mucho tambor, ritmo y elegancia.

With love... Me siento tan identificado con ella

Entonces llegamos al Sorry, que comienza con los Pet Shop Boys cantando algunos párrafos ya que se usa el remix que hizo el grupo para la actuación (Nota: Stuart Price fue el productor de esta gira de Madonna como lo ha sido de Pet Shop Boys durante sus últimas giras y dos últimos discos). Después sigue Like it or not que suena a un momento más relajado del concierto. Regresamos a Sorry en una forma de remix en la que lanza unas puñaladas, más que merecidas, a los líderes políticos que dicen que les importa mucho todos los problemas y no hacen nada por ellos #TeamMadonna

-o-

¿A qué no veis que estamos escondidos? ¿Eh?

Glam–Punk: se vuelve la sección con menos artificios de todos. Basado sobre todo en la actuación de Madonna con su banda y una pequeña participación de sus bailarines.

Las cosas claritas, que no nos llevemos a engaños

I love New York es un estado mental, Nueva York, de paz, buen rollo, happy power. Después llega el Ray of Light junto con un juego en el escenario con sus bailarines para darlo todo y entregarse, en solitario, a la actuación en el Let it will be donde ella lo da todo... y más.

Momento descarga de energía: Modo ON

Llegando al número de mayor sencillez de todos, Drowned World/Substitute of Love sin artificios sin colorantes, ni nada. Seguido del Paradise (is not for me).

-o-

Los 70 nunca pasarán de moda
Disco: El acto final, el apoteosis de las canciones, la sección disco que nos lleva hasta el amanecer de la discoteca cuando el tiempo se acaba y la luz del sol regresa a nuestras vidas.

Casting para el musical de Moulin Rouge

Comienza con un interludio de vídeo llamado The Duke Mixes the Hits con varios éxitos de Madonna, voces radiofónicas (Entre ellas la de Iñaki Gabilondo) y que termina con Music Inferno un mashup entre su Music con el clásico Disco Inferno de The Trammps. Los bailarines empiezan a darlo todo con los patines, hasta la llegada de Madonna con sus dos coristas, todas elegantes de blanco y lo dan todo en el escenario. Entregadas a la causa. Cuando un mashup mejora la canción original.

¿Se va la luz? No pasa nada, sacamos el traje de luces

Le sigue una versión actualizada del Erótica, con todos los bailarines en el escenario en una orgía de escenografía que parece que va a cámara lenta. Todo ello con unas cuantas bolas de discoteca sobre sus cabezas. El fiestón sigue con una versión llena de MDMA de La Isla Bonita, subida de aceleraciones y con una coreo perfecta para hacer en casa de los amigos cuando hacéis botellón. La recta final nos viene con el Lucky Star donde ya encontramos los compases del sampler del Gimme Gimme Gimme (A Man Aftermidnight) de ABBA ya que se enlazará con el Hung up, donde veremos a los bailarines saltar por todo el estadio y acabar a lo grande con una versión extendida de la canción.

Y aquí, amigos, está el origen del reggeaton
El Confessions Tour nos deja datos como la recaudación de 194.7 millones dólares por sus 60 conciertos siendo la gira más exitosa hasta esa fecha con 1,2 millones de personas que la vieron desde Los Ángeles (primera fecha) hasta Tokyo (el cierre de la gira el 21 de septiembre de 2016). Esta gira no pasó por España aunque se rumoreó que lo haría por Madrid y Barcelona pero no fue así. Y eso nunca lo olvidaré.

El mismo número, 1,2 millones de personas, es el de las ventas del DVD The Confessions Tour (Warner Bros, 2007) dirigido por Jonas Åkerlund -conocido director de videoclips que recientemente hizo un repaso de 42 años de música sueca en 4 minutos para Eurovision 2016- en lo que es uno de los conciertos mejor editados de la historia y que llegó a nº 1 en ventas de varios países incluido España.

También se editó el libro de fotografías Confessions (powerHouse Books, 2008) realizado por Guy Oseary con una cámara casera cuyos beneficios son destinados a Michael Berg y Raising Malawi, la organización caritativa de Madonna que ayuda al orfanato de Malawi.


Con esta entrada acabo la trilogía que he dedicado en Confesiones tirado en la pista de baile al décimo aniversario de la época de Confessions on a dance floor, de Hung up, al disco y la gira.

Madonna, disimula que viene el chico que te gusta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...