20 de junio de 2018

> Con Amor, Simón < Un viaje sentimental y encantador a tu adolescencia


Han pasado unos días desde que pude disfrutar de Con Amor, Simón (Greg Berlanti, 2018) en uno de los preestrenos que se hicieron en los cines Yelmo. Aunque sea una película estrenada este año tiene todo el sabor de las películas para los que éramos teenagers en los 90. La historia nos traslada a una ciudad donde Simon es como tú o como yo... pero él oculta un secreto que no quiere que se sepa: Es gay. Las dudas de la adolescencia, la inseguridad, el comportamiento de algunos de sus compañeros. Con Amor, Simón es una película que nos hace pensar que siempre hay gente que te va a ayudar y apoyar por encima de todo lo que pase.


Quizás para entender a su director, Greg Berlanti, podemos repasar sus trabajos anteriores donde se encuentra haber realizado el guión de ocho capítulos de la serie Dawson Crece o director de la película El Club de los Corazones Rotos. Además nació en 1972 por lo que vivió también esa pasión por las comedias americanas de los 90 que sólo alguna vez se recuperaron en películas como Rumores y Mentiras (Easy A) con unos jóvenes Emma Stone y Penn Badgley.


Así Con Amor, Simón es una película que lo tiene todo para gustarme. Comenzamos con la historia, donde hay un blog del instituto que es un protagonista más de la historia. Simon está interpretado por Nick Robinson y sus padres son Emily (Jennifer Garner) y Jack (Josh Duhamel). No hay que menospreciar a la hermana pequeña que nos inspira una gran ternura, Nora intrepretada por Talitha Bateman. Su grupo de amigos son de esos que te hubiera gustado tener de jovencillo (Katherine Langford, Alexandra ShippJorge Lendeborg Jr.) y aparecen otros amigos del instituto (como el guapísimo Bram, interpretado por Keiynan Lonsdale), algún ser peculiar (Martin, Logan Miller), la figura del subdirector que intenta apoyar a sus alumnos en todo lo que hacen quedando como la persona mayor desfasada como es Mr. Worth (Tony Hale) y la profesora del musical que dice las cosas como son, Ms. Albright (Natasha Rothwell).



El desarrollo de la historia me ha recordado a la de las películas de terror teen donde teníamos que buscar al asesino. Ahora lo que queremos es descubrir la identidad que se esconde detrás de Blue. Utiliza recursos parecidos a películas como Scream o la serie Scream Queens, jugar con el espectador, engañarle y darle vueltas para que no sepa quien es él aunque ¿Y si nunca llegamos a saber quién es Blue?


La música tiene una parte fundamental en la historia no sólo por las canciones que suenan como tal, de las que hay temazos de todas las épocas, sino también las que aparecen insertadas de una u otra forma como cuando se menciona el Reunion de M83 o la banda que anima los partidos hace sonar una versión del Bad Romance de Lady Gaga. Esta es la banda sonora para poder escuchar sus canciones. Todo eso es fundamental para que funcione Con Amor, Simón.

El encanto es que a muchos nos ha trasladado de nuevo a esa época adolescente de frustraciones e ilusiones, de la búsqueda que alguien nos quiera y de dejarnos con una sonrisa de oreja a oreja, tras habernos echado unas lágrimas. Salí de allí con unas ganas de enamorarme. Bajar andando a tu casa echando miradas a desconocidos con toda la ilusión del mundo. Quien sabe si alguno de ellos podría ser Blue... No, no confundir al Blue de esta peli con Blue, el dinosaurio amigui de Chris Pratt en Jurassic World.



Con Amor, Simón se estrena el 22 de junio en los cines de España y no os recomiendo que vayáis a verla, estáis obligados a hacerlo. Os va a remover muchas cosas por dentro y a transportar en el tiempo sin daros cuenta. Saldréis con ganas de enamoraros.

Ilustración de cabecera: Mario Sketshine 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...