24 de septiembre de 2018

[ Nunca Nadie Pudo Volar ] El equipo habla del rodaje, porque "We all in this together"


He escrito ya un poquejo sobre el vídeo por lo que en esta entrada voy a dar la palabra a otras personas que han participado en el rodaje de Nunca Nadie Pudo Volar de La Casa Azul. Desde su director, Daniel Cuenca, pasando por los dos protagonistas, parte del equipo de producción -porque Fernando no va a hablar de si mismo en tercera persona como en esta línea- así como algunos miembros de la secta que, a la vez, también fueron nuestros transportistas-amigos-que-se-apuntan-a-todo-y-nos-ayudan. Sin cada uno de ellos, todo esto no hubiera sido posible. Como cantaban en High School Musical: "We all in this together"



Daniel Cuenca (Director, montador, etalonaje): Para mí esto ha sido un sueño hecho realidad y una grandísima oportunidad por parte de Guille y de Elefant. No puedo estar más contento y satisfecho con el resultado final y sobretodo con las reacciones que me han llegado en estos días, saber que el vídeo le ha llegado a tanta gente es algo que no puedo expresar con palabras, estoy sobrepasado por todo.

El momento más emocionante del rodaje: Todos han sido muy emocionantes. Ten en cuenta que después de varios meses de planificación, ver cobrar vida a las ideas que tenía en mi cabeza era un constante subidón, sobretodo ver que quedaban tan bien gracias a la interpretación de los actores y el gran trabajo de fotografía de Germán.

Te puedo decir el momento en el que habido más adrenalina: el del globo porque teníamos muy poco tiempo para hacerlo, tenía que despegar debido a las condiciones meteorológicas y era una carrera contrarreloj por grabar todos los planos que necesitaba.


El más emotivo: cuando Dany y Alicia graban la escena del abrazo su interpretación era tan emotiva que todos los del equipo estábamos llorando.

El momento más divertido: Cris bebiendo una lata que se había usado como cenicero.

El momento "Tierra, trágame”. El segundo día de rodaje nos olvidamos de alimentar a Dany a Eneko (y ellos de pedirlo, ojo). Llegamos corriendo de Ávila a Vallecas, había que montar todo y ellos tenían que vestirse y dejarse maquillar. Casi al final de la jornada los pobres ya no podían más, además del cansancio se juntó el hambre. Los pobres estaban como cachorrillos abandonados. Nando tuvo que salir corriendo a por sandwiches.


Dany Pérez (Actor protagonista): Todos los veranos viajo a Estados Unidos para ver a mi familia de allí. Sin embargo quise quedarme este verano en particular porque quería conseguir un trabajo como actor. Por eso me puse a buscar con mis compañeros de clase teatros en donde representar una obra que hicimos en Marzo. Rechazo tras rechazo, estábamos ya cansados y cada uno se fue de vacaciones. Eneko y yo decidimos escaparnos del calor de Madrid e ir a Peñíscola durante cinco días y disfrutar de la playa. Fue al salir de la tienda de campaña cuando vi un mensaje en mi Instagram de un tal Despop que quería rodar un videoclip. Quedé con él y enseguida quise ser parte del proyecto. No sólo porque me habló de la importancia que esto tendría para mí, sino que también por el entusiasmo y la ilusión que le ponía cuando me contaba cómo iba a ser el rodaje. Ya me tenía en el anzuelo, y de repente soltó un dato: No hay presupuesto para pagar a los actores. En ese momento me dio igual porque ya estaba metido con Dani. Durante todo el rodaje el ambiente, las personas, y las situaciones por las que pasamos me hicieron olvidar el hecho de que no nos estaban pagando y por eso estoy muy agradecido a todos. No tengo nada salvo palabras de agradecimiento que decir sobre este rodaje. Muchísimas gracias a todos. Aunque suene muy cliché, no quiero decir adiós, prefiero un hasta la próxima. Porque la va a haber. Estoy convencido.

Momento más emocionante: Cuando nos fuimos de camino a Ávila, Dani nos dijo que íbamos a estar hasta las 3 de la mañana como muy tarde rodando los planos de noche. Resulta que estuvimos bastante más tiempo. Sobre las 5 rodé la escena más intensa y desafiante de todo el rodaje: el momento del abrazo con mi madre. Estaba cansado, Eneko estaba sentado junto al fuego y yo en el domo pensando en cómo iba a entrar en esa situación tan horrorosa en la que estaba Ícaro. No sé si fue suerte, la ilusión acumulada del día de rodaje, el cansancio absoluto en el que me encontraba, o una combinación de las tres cosas, pero pude, a las 5 de la mañana, entrar en la situación, comprender a Ícaro, ver a mi madre en ese momento como figura de apoyo, cantar el “quiero ver más allá” y dejar fluir esa emoción tan potente que sentía ya en las entrañas.


Momento más divertido: Elegir un sólo momento es prácticamente imposible. Desde los viajes en coche con Antonio y Dani, hablándose en idiomas diferentes y con un GPS en alemán, la bruja de blair y la luna roja, acojonarme por el dron pensando en un episodio de Black Mirror, o incluso los momentos del maquillaje en Vallecas. Prefiero elegir el momento en el que me dí cuenta que el rodaje iba a ser muy divertido: La prueba de vestuario. Ya conocía a Dani pero a nadie más. Estaba el equipo de Producción, Nando, Cris, y Sol, el director Dani, el dire de foto Germán, y por supuesto, Antonio. En ese momento ya supe que el rodaje iba a molar muchísimo, y efectivamente, fue así.

Momento "Tierra trágame": Ícaro pudo volar finalmente. Sin embargo, un amigo al que nos encontramos por el camino no pudo. Estábamos en Villanueva del Pardillo y acabamos de rodar la escena del globo. Fue entonces cuando nos encontramos a un amigo que necesitaba ayuda. Era un pequeño gorrión que no podía volar. Escuchando las palabras de Germán, que decía que para que un gorrión volase tenía que estar ya a una altura alta, no se nos ocurrió otra cosa que lanzar a nuestro pequeño luchador por los cielos. Este pequeño gorrión cayó en el suelo y provocó un denso silencio entre nosotros. Después nos dimos cuenta de que tendríamos que haberle pedido a alguien que lo atrapara si no conseguía volar, pero bueno, ya no sirve de nada pensar eso. Eso sí, le habremos hecho felices a algunos gatos que paseaban por ese pueblo.


Eneko Larrazabal (Actor protagonista)La experiencia fue brutal. Lo volvería a repetir una y otra vez. Me llevo a muy buena gente, unos sitios espectaculares, y experiencias que no creía vivir hasta dentro de mucho tiempo por no decir nunca,  como montar en globo o conocer a Guille Milkyway. Me ha encantado el resultado, es una obra de arte preciosa, hecha con mucha dedicación, cariño y pasión. Esas cosas se notan. Es la primer videoclip que hago para una producción profesional y tanto Dani como yo hemos salido muy contentos con proyecto en general. Ojalá trabajar con Daniel Cuenca como director y con la producción tan buena y agradable otra vez.

El momento más emocionante del rodaje, sin duda alguna, fue el momento en el que el globo empezó a coger altura. Ahí estábamos Dani  y yo, dados de la mano como dos pollitos sin su mamá gallina. Además esa secuencia se rodó en una sola toma, puesto que el globo no podía aterrizar y despegar en el mismo sitio, por lo que me ayudó mucho en la interpretación a mantener la situación, esa mezcla de adrenalina, nervios, el cosquilleo de la altura que cogió el globo, hicieron un mix en mí y la concentración fue mucho mayor. Los 45 minutos de vuelo fueron impresionantes. Estar volando por encima de los campos del extrarradio de Madrid, a las siete de la mañana, cuando el sol todavía se estaba poniendo por detrás de las cuatro torres de Madrid, fue increíble. Un paseo tranquilo, relajante y emocionante, observando y saludando a las personas tamaño hormiga que pasaban por debajo.


El momento más divertido fue el primer día en general. El día en el que conocimos a todos los del equipo. Un equipo muy divertido al mismo tiempo que profesional. La sensación de estar en un campamento de verano, al lado de un lago, con un festival de música de fondo y una súper tienda de campaña (el domo) cerca de una hoguera, fue genial. Las bromas de los compañeros, los chistes, los picoteos en las mantas tiradas en el suelo del campo… lo recuerdo con mucho cariño. Por supuesto que el momento baile súper pop fue muy divertido a pesar de no parar de repetir los mismos pasos durante media hora (menos mal que ya era de noche y hacia fresco). 

El momento "Tierra, trágame": No hubo ningún momento tierra trágame en especial. ¡Miento! El momento de la caída del pajarito, que pena me dio. ¡Ah! Y si el disfraz de romano me hubiese quedado un poco más ajustado y no tan grande mucho mejor.



Leticia González (Maquilladora y vestuario/Miembro de la secta): Ha sido mi experiencia favorita del año, ¡Gracias a todos!

El momento más emocionante fue cuando Guille nos puso sus canciones favoritas en el coche a las 5 de la mañana de camino al globo (esta noche Guille pincha para mi) y Dani y yo apuntábamos las canciones sin decirnos nada.

El momento más divertido fue el momento de “La secta corre” y los insultos.

El momento "Tierra, trágame" fue en el estudio con las bailarinas de danza aérea que tenía que maquillar a Guille y no había aire acondicionado. Guille sudaba y estaba agobiado.


Victoria Rodríguez (Maquilladora y vestuario/Miembro de la secta)

Momento más emocionante del rodaje: Cuando echó a volar el globo con Dani y Eneko... Fue muy bonito.

Momento más divertido: Cuando nos convertimos en secta a las 6 de la mañana y bajábamos por la carretera como zombis y luego nos inventábamos los insultos más random de la vida.

Momento tierra trágame: Cuando el móvil de una de las chicas de producción fue atropellado (me dió un microinfarto)


David Cabrera (Miembro de la secta): Cuando me dijeron participar pensé, cosas que me gustaría hacer antes de palmarla: participar en un videoclip de música pop: ¡¡¡pues claro!!! Y para mi sorpresa fue toda una experiencia: los compañeros y el organizadores fueron extraordinarios. Tuvimos muy buen rollo durante todo el fin de semana y hubo sorpresas que mantenían la intriga del rodaje. El lugar, tanto en Ávila como luego a las afueras de Madrid con el globo fueron lugares impresionantes. Me siento muy halagado de poder haber participado en este proyecto que nunca olvidaré. ¡Gracias pandilla pop!

El momento más emocionante: Cuando te desvelan que es para La Casa Azul y que vamos a ser una secta antipop

El momento más divertido: ¡En realidad es que todo fue divertido! Había muy buen rollo y creo que conectamos bastante.

El momento "Tierra, trágame": Cuando me pusieron al frente del triangulo de la secta



Miguel Ángel Gómez (Miembro de la secta): La primera experiencia participando en un videoclip (y encima de La Casa Azul) ha sido fabulosa y como he repetido por activa y por pasiva después de todo lo experimentado, viendo el resultado, viendo preparativos, rodajes y demás me hubiera encantado participar y ayudar más, mucho más, mucho más más, tanto delante como detrás de las cámaras, con gente tan genial como esta merece la pena cualquier esfuerzo, todo el equipo sois personas con mucha luz, algo que contagiáis a los demás, en serio, sois geniales. De nuevo, muchas gracias por la experiencia. .

El momento más emocionante: Los momentos más emocionantes fueron cuando sabía que ya me estaban filmando y sin saber como iba a quedar luego cuando montaran todo ya sabía que algo saldría en el videoclip por poco que fuera y oye, pues es emocionante para un novato en esto.

El momento más divertido: Hubo varios pero el momento más divertido de la parte de rodaje en la que estuve fue en el que todos los de la secta teníamos que insultar a los protas cuando escapaban en globo, se oían burradas de las gordas sin parar y era difícil aguantar la risa, cosa en la que había insistido el dire que hiciéramos.

El momento "Tierra, trágame": Yo no tuve esa sensación en ningún momento pero si lo vi en tercera persona, cuando se atropelló al pobre móvil y a las pobres gafas de una productora. Que no siendo culpa suya, ni de nadie, esos objetos estaban en el lugar y en el momento menos adecuado, pues se le quedó una cara al pobre de eso, de tierra trágame.


Jose en la Luna (Miembro de la secta)

El momento más emocionante del rodaje: Emocionante, emocionante donde más adrenalina generé fué cuando me tocó estar en el grupo Anti-CasaAzul y teníamos que desplumar al protagonista como un pollo. Yo le puse ganas, y de pluma se un rato.

El momento más divertido todos en general, por eso me quedé en la segunda escena del finde sin apenas dormir.

El momento "Tierra, trágame": Cuando dijeron que dormíamos en la casa de La Matanza de Texas.




Javier Carriba (Miembro de la secta): Repetiría la experiencia una y mil veces más. Tuve la suerte de participar en el rodaje del viernes por la noche en Ávila y en la fiesta de disfraces del sábado. Y todo estuvo lleno de buen rollo y momentos divertidos. Aunque la mayoría no nos conocíamos entre nosotros en seguida conectamos y desde el principio entendimos que lo principal era hacerlo con ilusión y pasándolo bien. Me ha encantado el resultado. Es necesario darle la enhorabuena a Des Pop y a los dos protagonistas: Dany y Eneko. Por supuesto, también a Guille. Ya se ha convertido en una de mis canciones favoritas de La Casa Azul


El momento más emocionante del rodaje: Al enterarnos de que se trataba de un vídeo de la casa azul fue un subidón. Fue genial que se mantuviera la sorpresa. También fue muy emocionante ver a TODOS trabajar y ayudar con tanto cariño e ilusión por hacer las cosas (dando igual la temperatura, las horas...)

El momento más divertido: Es difícil destacar solo uno. Lo que nos costó aprendernos las 4 frases “Tienes que parar, debes desistir...”. Ni con un iPad delante con las 4 era imposible que todos las dijéramos bien. Yo creo que Dani, Germán y el resto del equipo pensaban que éramos algo retrasados jajaja. Los momentos en la casa del pueblo de Ávila todos juntos también tuvieron sus puntazos.  

El momento "Tierra, trágame": Cuando me tuve que poner un disfraz de chica (creo que de enfermera) porque no quedaban de chico. Encima me quedaba pequeño e iba enseñando los calzoncillos. Menos mal que luego pudimos apañarlo e hicimos un intercambio.



Támara García (Vestuario fiesta de disfraces/Miembro de la secta): Me gustan las aventuras, si son de Daniel Cuenta me apunto, sin saber para que grupo era el vídeo ni de qué iba. Ya era fan de la casa azul, así que fue una alegría cuando me dijo para quien era. La experiencia de la noche en el domo , en el campo, fue muy divertida, de noche estuvimos rodando, pero la relación entre los figurantes era muy divertida, ¡Nos lo pasamos en grande!

Los demás días de rodaje, ya se vivieron de otra forma, porque  ya sabíamos para quien era. Veía a Daniel muy emocionado e inverso en su visión, estaba claro que él estaba viendo otra dimensión más allá de lo que el resto veíamos tras la pantalla!! Todo fue muy divertido y emocionante, gracias desde el director, producción, ayudantes, figuración, todos lo convertimos en una hermandad de diversión!!

El momento más emocionante del rodaje: Cuando era noche cerrada en el domo, el director Daniel Cuenca nos fue indicando donde colocarnos y que hacer, vestidos con los monos blancos, todos los figurantes acompasados. Daba respeto y miedo, pero fue muy emocionante hacerlo.

El momento más divertido: El día que a las 5 de la mañana, antes del amanecer, estábamos en un anden de la carretera todos los figurantes poniéndonos los monos blancos,  y andando hacia la localización, me entraba la risa con solo ver  o imaginar lo que pensaría la gente que pasaba y nos veia!! todos vestidos iguales, resaltando de blanco en la oscuridad y por una carretera y el campo jajaja

El momento "Tierra, trágame": Yo iba repartiendo los disfraces según los que a los figurantes les gustaban, hasta que el director del vídeo Daniel Cuenca, dijo que la fiesta de disfraces debía de ser heteronormativa, por lo que debían cambiarse de disfraz muchas personas, e íbamos muy justos de disfraces masculinos, y tenia miedo de no haber elegido bien los disfraces.




Cristina Sánchez (Producción/Miembro de la secta): Hay que ponerse en contexto, La Casa Azul, es y siempre será mi grupo favorito, insustituible, el que de alguna forma te cambia la vida. Recuerdo perfectamente el momento en el que Dani me llamó para contármelo. En ese momento se unen todo tipo de sensaciones: emoción, alegría, orgullo de amigo, incredulidad, miedo, mas emoción, y sobre todo muchísimas ganas de darlo todo para que su proyecto saliese bien. Han sido meses de muchísima intensidad a todos los niveles: mucho trabajo, muchas reuniones, llamadas, mails, mucho aprendizaje y, sobre todo, mucha pasión por lo que estábamos haciendo... Ha sido precioso ver como contagiábamos esta pasión al resto de la gente y ver que se unían a ella y la hacían suya también. Creo que la entrega es lo que define mejor a nuestro equipo! Que bonito ha sido ver que se mantenía la sonrisa, las ganas y el buen humor a pesar del cansancio y las horas. Eso es algo que da una energía y una fuerza increíble, ha sido mágico. Se me enamora el alma directamente. Ha sido precioso vivir esta experiencia con Dani. Le admiro y adoro verle volar.

El momento mas emocionante del rodaje: Cuando acabamos de rodar la primera escena, Dani dijo “¡¡Lo tenemos!! ¡¡Ha quedado precioso!!, justo como quería”, y lo dijo con lágrimas en los ojos… me sentí pletórica y fui consciente de que ESTO estaba pasando de verdad. También el rodar con Guille, hacer de mensajera entre el interior y el exterior de la burbuja. Fue tan fácil rodar con él, lo hizo tan bien. Me sorprendió mucho su naturalidad y verlo “desde dentro” fue muy bonito. Metafóricamente fue como “colarme” en su gran esfera y acercarme a su vera.

El momento más divertido Fomentar la creencia entre los figurantes de que Dani realmente quería matarnos a todos en un lugar recóndito aprovechando la luna roja

El momento "Tierra, trágame": el pajarito que “no pudo volar”… en una de las localizaciones nos encontramos un pajarito que tenía problemas para echar a volar, si no lo conseguía se moriría de hambre e intentamos ayudarle a que levantase en vuelo; el pobre no lo consiguió y aun recuerdo el golpe que se dio contra el suelo.


Sol Barredo (Producción/Miembro de la secta): Producir el videoclip ha sido como vivir un campamento en el que se dormía muy poquito, se comía lo que se podía y se abrazaba mucho. En este contexto de intensidad sólo puedo expresarme de forma teen.

Chicas, si os dejáis liar para algo así y tenéis que compartir horas y dramas con gente, procurad que sean bellos seres que os salven de la locura. Esto a mí me vino regalado con el equipop, director, actores, técnicos, ayudantes y amigas que eran actrices o lo que tú les pidieras. Mención especial a Fernando Bajón, un señor que igual os suena y al que quise muchísimo mientras compartíamos arduas tareas y procurábamos no perder (aún más) el juicio: tkm ❤

Si tenéis lo anterior, ojalá podáis también vivir con esa emoción de participar todas en un proyecto de aquello que os haya ilusionado durante muchos años. Esto también me vino regalado. Es muy bonito que un chico al que veías putifanear en Last.fm con tu grupo preferido se convierta en un pilar de tu vida y —un día en un bus volviendo de comer torrijas— te pida que le ayudes a producir el vídeo que les va a dirigir aunque seas ingeniera y de eso ni idea. Llamar a la hermana que te puso La Casa Azul una tarde al volver del cole con 16 años— o a tu padre —que te aseguró que te acabaría encantando Flor de Pasión— y decirles que colaborarás en el videoclip y saldrá Juan de Pablos. Engañar a las amigas para irse al quinto pino con una desconocida a las 5 AM y ver sus caras cuando ven a Guille. Las cositas que te cambian la vida.

Como resultado nos queda el vídeo: una obra maestra de Dani, que sabe mejor que nadie optimizar los recursos para hacer auténtico arte en tiempo récord, sin dormir y sin dejar de cuidarnos.


El momento más emocionante: La emoción estuvo presente 24/7 (sobre todo cuando terminaba el rodaje y te acercabas a tu cama para dormir 4 horazas). No revelo ningún secreto si digo que este era un videoclip hecho por y para fans de La Casa Azul. Y hay una cosa muy bonita en este mundo de fanatismopop, que es que las fans nos hacemos amigas y las amigas se hacen fans. Conocí a Dani, Cris y Nando como fans de La Casa Azul, por lo que uno de los momentos más emocionantes fue la primera reunión del equipop. Estábamos todas que nos hacíamos pis de la emoción en casa de Dani y Nando y yo nos fuimos a hacer la compra cámara en mano como quien hace un viaje a Japón.  Os parecerá ridículo que nos emocione reunirnos después de nuestra jornada laboral y hacer la compra y de hecho lo es, pero así somos.

En esta línea fue muy muy emocionante conseguir captar a las amigas fans sin decirles de qué grupo se trataba para que después de que madrugasen para ir por ayudarnos a Kuala Lumpur a las 5 AM poder ver sus caritas cuando se enteraban de que iban a salir en un vídeo para La Casa Azul.



El momento más divertido: Yo lo estaba pasando regular con la escena en la que insultamos a los protas mientras se van en globo, que como actriz soy regulera y me cuesta eso de insultar a dos chicos maravillosos mientras Guille me observa. Gracias a Dios la gente era bastante más desalmada y creativa que yo y se empezaron a escuchar unos cuantos insultos muy propios del Cuquis Klan (mientras otros como "pederastas" eran tan fuertes como absurdos si van dirigidos hacia esos jóvenes seres). Cuando alguien gritó realmente fuerte "¡¡CICLISTAS!!" se convirtió en mi persona favorita y a más de uno nos costó bastante mantener la cara de encabronados. No me chivéis quién fue.

El momento "Tierra, trágame": El último día de rodaje (fun fact: en realidad no fue ni el penúltimo), hacia un calor incompatible con la vida. En esas condiciones, encontramos una pequeña golondrina en el suelo que no podía volar. Como buen ángel, Dany intentó salvarla. Alguien sugirió que cuando un pajarito no puede volar hay que soltarlo desde lo alto como si saltase del nido, así que nuestro ángel se puso a ello. Chicos, no hagáis esto en casa ni en ningún lugar.


-o-


Ícaro Week

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...