13 de mayo de 2020

[ Desventura ] Mostaza Gálvez: Melodías pop para el dolor y sufrimiento


Mostaza Gálvez es el proyecto que Guille Mostaza y Frank Gálvez llevan desarrollando desde hace ya varios años, de esos que han ido poco a poco como sin querer hacer ruido. Tras un EP (Restos) y su primer LP (Vida y Milagros), con su segundo disco Desventura (Subterfuge Records, 2020) dan un paso más en su trayectoria. Grabado a lo largo de varios meses, entre producción y producción de Álamo Shock, vió la luz ¿Qué hay en esta Desventura? ¿En qué le diferencia de Vida y Milagros?


Una de las diferencias es que hay un sello discográfica detrás que se ha encargado de editarles el disco y la distribución. Ha sido un poco la vuelta del hijo pródigo a casa, ya que los dos primeros discos de Ellos (Lo tuyo no tiene nombre (2001) y Ni lo sé ni me importa (2003)) fueron editados por Subterfuge, y los que hemos seguido la carrera de Ellos sabemos que ha habido sus más y sus menos con esta compañía. Como las relaciones humanas, pues igual.

Otra de las diferencias es la evolución de las canciones. No sólo en el tono o las melodías, también en que se comparten más las voces en este disco. Frank Gálvez es el frontman de este grupo, con una presencia además imponente en el escenario pero ahora Guille Mostaza también decide pasar más a primera fila, quizás estando en un estado más relajado y viéndose de nuevo con ganas de volver a cantar.


Ojo, que una vez uno escucha Desventura toma incluso más en cuenta que Vida y Milagros es un disco que ha crecido incluso con el tiempo -yo creo que le he dado muchísimas escuchas-. Se ha pasado de un disco más guitarrero-rockero a uno más popero en estas 10 canciones que se han autoproducido. Comienzan con El audio que ya dejan claro las intenciones de por donde va a ir el disco, aunque eso ya lo conocíamos por los tres primeros avances del disco que han ido saliendo a lo largo de los últimos meses: Ambiciones, el primer single que fue una sorpresa y algo diferente para su lanzamiento; Chica Rara, el segundo single -y primer videoclip- que quizás ya representaba mejor cual era la "ambición" del disco y Arena y Sal, tercer avance y una de mis favoritas del disco.

Pero no se vayan que aún hay más. La Tormenta, quizás una canción que avanzaba la tragedía de estas semanas sobre la llegada de una tormenta que hay que saber llevar; Discotecas es otra de mis favoritas y me lleva hasta la última etapa de Ellos (Pop Cabrón); Entre Tinieblas, demuestra la potencia de la voz de Frank que suena cuasi rota; Dónde y Quién, me suena a canción atemporal a una mezcla de temas; Es Así va anunciado casi el final y el cierre lo hacen con Cristal, donde hay ciertos toques ochenteros y esos coros de Guille, que aparecen en varias canciones, casi como si fuera esa especie de voz que te habla dentro de la cabeza.

Desventura si que va a heredar algo de Vida y Milagros, es un disco que va a tener mucha vida con el paso del tiempo. No es un álbum de una sola escucha y a mayor número de escuchas puedes notar más detalles, llenarte más de las letras y meterte en este universo. No son Ellos, pero tampoco queremos que lo sean. Son canciones bonitas, cuidadas, bien producidas y que vienen para quedarse.



Fotografías Mostaza Gálvez: Aitana Luis / 
Portada Desventura: Fotografía: Annie Spratt - Diseño gráfico: Ángel Lozano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...